Las redes sociales, páginas webs, en definitiva Internet, demanda cada vez más la imagen en movimientos para conseguir vistosidad y mejorar el posicionamiento de nuestra marca.

Son vídeos que no piden muchos minutos, uno o dos a lo sumo, con un gasto en producción mínimo y que sean renovados asiduamente.

Cada vez más, podemos decir que el receptor necesita entender los conceptos de forma rápida y sencilla y nada mejor que utilizar una explicación a través de imágenes para enseñar, por ejemplo, el manejo o virtudes de un producto, las ventajas de un servicio ó las excelencias y sensaciones que puedes sentir visitando una ciudad. Todo en un minuto y utilizando recursos comunicativos que hagan atractivo el audiovisual.

NUEVAS TENDENCIAS

Las empresas idean vídeos para conseguir la interacción del receptor. Son nuevas campañas que pretenden la participación de nuestros potenciales consumidores. Con esto nos acercamos mucho más a nuestros clientes, les hacemos participes del lanzamiento de nuestros productos. Y es que las redes sociales han cambiado la relación receptor/emisor. El cliente se siente más cercano a la empresa, la ve de igual a igual y siente la necesidad de participar ofreciendo su opinión.

Un ejemplo en el que podemos participar en la elección del “look Mango”

Anuncios