Archive for octubre, 2010


Mensaje de Irina Bokova, Directora General de la UNESCO, con motivo del Día Mundial del Patrimonio Audiovisual que se celebra el 27 de Octubre.
 Los registros audiovisuales – películas, videos, programas de radio y grabaciones sonoras– reflejan la creatividad humana y la urdimbre viva de nuestras culturas. Esos registros no sólo conservan en el espacio y en el tiempo testimonios inestimables de nuestra historia, sino que también estimulan el diálogo cultural y mejoran la comprensión entre las culturas y perspectivas. En este Año Internacional de Acercamiento de las Culturas, la preservación y el disfrute de nuestro patrimonio audiovisual, que es el tema de esta cuarta celebración del Día Mundial del Patrimonio Audiovisual, adquieren especial pertinencia.

Ahora bien, el disfrute de este patrimonio depende de su supervivencia. El patrimonio audiovisual de la humanidad está en peligro. Ya se ha perdido una parte demasiado grande de él por desconsideración de su valor, por la descomposición química o por la obsolescencia tecnológica. Su desaparición total representaría un empobrecimiento irremediable de la memoria del mundo.

¿Podemos aceptar la idea de que van a evaporarse momentos fundamentales de nuestra historia que aún estamos a tiempo de conservar: la llegada del hombre a la Luna en 1969 o el momento en que Nelson Mandela salió de la cárcel y recobró la libertad en 1990?

Esos instantes están grabados en la mente de quienes los presenciaron entonces, mas ¿tendrán las generaciones venideras la ocasión de revivirlos con igual intensidad?

Por su índole misma, el patrimonio audiovisual es frágil. La UNESCO, en colaboración con el Consejo de Coordinación de las Asociaciones de Archivos Audiovisuales y los órganos encargados del patrimonio en el mundo entero, ha asumido el liderazgo en la tarea de proteger y compartir esos documentos efímeros.

El programa de la UNESCO “Memoria del Mundo” se ideó para salvaguardar los elementos importantes del patrimonio documental y sensibilizar acerca de su inestimable valor para las generaciones actuales y futuras. El registro “Memoria del Mundo”, creado en 1997, contiene cerca de 200 ejemplos de patrimonio documental, comprendido el audiovisual, considerados de valor universal.

Debemos entender el pasado para forjar un futuro común, basado en el diálogo y la comprensión. En este cuarto Día Mundial, invito a los Estados Miembros, las Comisiones Nacionales, las organizaciones no gubernamentales y las instituciones públicas y privadas a que promuevan la sensibilización y el reconocimiento de la importancia del patrimonio audiovisual y apoyen los esfuerzos por preservarlo como testimonio para las generaciones futuras.

Salvaguardar el patrimonio audiovisual del mundo es preservar nuestra memoria colectiva y asegurar su transmisión a las generaciones venideras.

Irina Bokova
http://www.unesco.org

Anuncios

Esta tarde ha sido la presentación del primer curso de iniciación al doblaje que tendrá lugar en los estudios de Noclafilms Producciones.

Ocho alumnos, tres voces masculinas y cinco femeninas asistirán a las 60 horas de clases que impartirá Ferrán Catalá, profesional con más de 20 años de experiencia en el sector del doblaje.

A partir del lunes, los alumnos empezarán a familiarizarse con las técnicas del doblaje. Al salir de la presentación todos mostraban sus ganas e ilusión por comenzar las clases. La mayoría de ellos proceden del mundo de la radio, del teatro y de la interpretación, con lo que enfrentarse a un micro no será problema.

Esperamos que aprovechen este curso, con lo que el doblaje valenciano contará con ocho nuevas voces para sus producciones.

CITAS DEL CINE

 

López Heptener. Cineasta sevillano

” En el cine, como en la vida, las secuencias han de ser de calma o vértigo y en todo momento la imagen ha de tener la fuerza expansiva suficiente para hacer sentir, sólo con ella, más de lo que en realidad ha visto el objetivo.”

FERNANDO LÓPEZ HEPTNER, 1992

Las empresas audiovisuales forman parte de un mercado que se mueve por la ley de la oferta y la demanda. No somos ajenos, por tanto, a la situación económica que se está viviendo. Estamos sufrido las consecuencias de esta crisis, con problemas de financiación, necesidad de redistribuir nuestros organigramas y tener que adaptarnos a otro tipo de productos con menos márgenes para la producción. Productos de menos costes, con lo que hemos tenido que agudizar el ingenio

Además de estos cambios dados por la coyuntura, nos encontramos con los avances tecnológicos que han rodeado siempre a este sector y que se contemplan con cierta incertidumbre. Esta entrada de nueva tecnología también ha ido unida al abaratamiento de los equipos. Hace unos años el haber de las productoras estaba marcado por la compra de nuevas cámaras, magnetos, ediciones…..etc, etc. Ahora los gastos más elevados son de personal.

Todos estos cambios, tanto los coyunturales que han provocado un tipo de producto con menos recursos para la producción y los tecnológicos han provocado un nuevo panorama para el sector audiovisual y es donde hay que ser optimistas

Nos estamos encontrando con una nueva forma de explotación del producto, unos nuevos canales de distribución. El producto audiovisual ya no tiene un uso limitado como podría ser exhibirlo en una sala de cine, un comercial para una feria o un spot de tv para las cuatro cadenas que había antes.

Aparece Internet, aparecen los teléfonos móviles, aparecen las plataformas digitales, aparecen las redes sociales. Toda esta red de distribución pide material audiovisual.

Las empresas deben empezar a pensar que será muy difícil relacionarse con el exterior sin contar con el poder de la imagen en movimiento. Nuestro público quiere disfrutar de los contenidos que deseen, en el momento que lo deseen y desde donde quieran.

Lo que sí deberíamos ahora  plantear y es un pregunta que dejo en el aire es la calidad del audiovisual, si las empresas productoras ante este nuevo reto que nos demanda el mercado hemos de sacrificar toda la calidad por la que hemos estado luchando. Yo diría que no, que hemos de conseguir educar al comprador de producto audiovisual para que sepa seleccionar cada producto en el momento y para el medio apropiado. No permitir que “todo vale”, con independencia del fin. Hemos de seguir luchando por la calidad en nuestro sector, porque es así como nos mantendremos fuertes como industria.